Catarata Dynjandi Islandia

Catarata Dynjandi Islandia en los fiordos oeste, tercer artículo del viaje del escritor Jordi Pujolà.

Recomiendo ver las crónicas del día 1 y 2 previamente. Con el apoyo de los líderes en viajes de aventura Icelandic Mountain Guides.

Y 15% de descuento usando código JORDI20.

Para empezar, mira todo lo que se puede hacer en Islandia.

Fiordos Oeste Islandia, tercer día de viaje

En primer lugar, nos alojábamos en el hostal Knjótur, en Örlygshöfn. Tras la cena la cena, salimos a pasear. Por estas latitudes, todavía era de día a las ocho de la tarde  (finales de agosto). Sin embargo, la sorpresa fue encontrar un avión de la marina de los EE.UU en mejor estado que el de Sólheimasandur. Se trata de un C117-D, la versión militar del DC3 Dakota de Sólheimasandur. Además, no viene a verlo casi nadie. Es todo para ti. En el colín puede leerse la inscripción «Keflavik». Fue traído en el 2004, tras el cierre de la base (que se construyó en 1951 y se desmanteló totalmente en el 2006).

A propósito, un dato curioso: en la Segunda Guerra Mundial, el Reino Unido ocupó Islandia de forma pacífica (1940), a pesar de que pretendía mantenerse neutral, por la amenaza de los nazis. Así pues, imaginaos 25.000 soldados en un país con una población de 125.000 habitantes. Al año siguiente, les tomaron el relevo las tropas norteamericanas alcanzando la cifra de ¡30.000 militares! El 50 % de los hombres en la isla eran extranjeros. El tumulto fue sonado. Por consiguiente, nacieron muchos hijos mestizos.

Avión abandonado cerca catarata Dynjandi

Volviendo al avión de la foto, me imagino que costaría mucho transportarlo hasta esta parte tan remota y virgen de la isla, donde casi no hay turistas en comparación al sur, teniendo en cuenta las carreteras estrechas y sin asfaltar de la zona.

Nave abandonada en los fiordos del oeste
Avión abandonado en los fiordos oeste Islandia, cerca de la catarata Dynjandi

Se puede entrar en la cabina e inspeccionar los detalles aeronáuticos. Es muy interesante. Por lo menos los pájaros lo encuentran un habitat formidable. Los niños vieron un nido con cáscaras y todo; se lo pasaron a lo grande. Islandia es un país muy adecuado para viajar con niños, no lo dudéis.

Museo privado aeronáutico

En segundo lugar, Kristinn Thor Egilsson, el dueño del hostal, nos dejó la llave de su fabuloso museo situado dentro de un hangar. Y¿sabéis lo que encontramos en su interior? Una avioneta (biplano Antonov AN-2) que parecía la del Barón Rojo, pero de fabricación rusa (1960) y usada con fines comerciales.

La historia cuenta que dos pilotos la traían de Rusia a un museo de los EEUU y, al aterrizar en Islandia para hacer una parada, la dejaron abandonada porque en realidad ¡eran pilotos de helicópteros! El padre de Kristinn, Egill Olafsson, aprovechó la oportunidad para llevarla a su museo.

Interior de la cabina
Interior de la cabina del avión abandonado Islandia cerca de la zona de Dynjandi catarata

También hay otras antiguallas asombrosas como una embarcación vikinga recreada con todos sus aperos. Asimismo, el interior del propio hangar posee su propia magia. La línea de construcción es la de las barracas que el ejército norteamericano exportó a Islandia en la Guerra Fría: una especie de túnel con dos fachadas semicirculares y paredes hierro ondulado. En resumen, es fría, oscura y mucho más amplia de lo que parece.

Un bucólico entorno

Además, en la zona también hay un hotel abandonado, que en invierno, con todo nevado y temperaturas bajo cero, debe ser como el que inspiró a Stephen King al escribir El resplandor, más barcos agonizando e incluso un autocar partido en dos. ¿Qué más se puede pedir?

Barcos embarrancados en Islandia
Barcos abandonados en los fiordos oeste Islandia, rumbo a la catarata Dynjandi

Luego fuimos a la habitación, a leer y a escuchar música. Al día siguiente, un desayuno con Skýr, cereales, bollos, mantequilla y mucho café nos puso de nuevo en la carretera.

Otra parada antes de la catarata Dynjandi Islandia

Después, nos subimos al coche y fuimos dirección norte, en busca de la catarata Dynjandi Islandia, una de las más bellas y ocultas de la isla. No obstante, nos detuvimos en otra playa de aspecto tropical, en Arnarfjörður, con sus marismas, pequeños islotes y las montañas difuminadas por la niebla en el horizonte.

Playa en Arnarfjörður
Playa en Arnarfjörður, dirección a la catarata Dynjandi Islandia

Asimismo, recorrer esta orilla es como estar inmenso en la novela de Julio Verne Viaje al centro de la Tierra. No hay casas, no hay coches, no hay gente, no hay contaminación, no hay ruido. En cualquier momento esperas que aparezca un monstruo marino. Aunque lo más probable es que solo veas patos o focas. Tampoco está mal, ¿no?

Arnarfjörður cerca de la cascada
Playa y niebla en Arnarfjörður, viaje a la catarata Dynjandi Islandia

Iglesias típicas en Islandia

Y otra parada fue en esta iglesia rural. Todas tienen su cementerio al lado y son igual de bellas y carismáticas. ¡Me siento muy inspirado!

Cementerio en los fiordos del oeste
Iglesia típica Islandia cerca de la catarata Dynjandi Islandia

Hacia la catarata Dynjandi Islandia

Por fin llegamos a nuestro destino: la catarata Dynjandi Islandia. Os contaré otro secreto: hay baño público y se permite acampar. ¿Podéis ver una tienda de campaña en la foto? No es fácil, ¿eh?

Niños mirando una cascada de los fiordos oeste
Catarata Dynjandi Islandia, zona privilegiada de acampada

El enclave es magnífico: la catarata explota en lo alto de la montaña, pero hay diversas cascadas que bajan por la falda y le dan aspecto escalonado; al otro lado,  las aguas calmas y plateadas del fiordo. ¡Qué contraste!

Fiordo Arnarfirði en el oeste de Islandia
Arnarfirði frente a la catarata Dynjandi

En definitiva, este es uno de los sitios ideales para cargar baterías. Aprovechad a respirar el aire que estalla en el rostro con sus burbujas de oxígeno puro. No hay terapia más saludable.

Catarata Dynjandi Islandia, cumbre
Catarata Dynjandi Islandia, intensidad máxima en la cumbre

Final excursión catarata Dynjandi

Con esta excursión a la catarata Dynjandi Islandia dimos por concluido el día. Luego volvimos dirección sur, al fiordo de Patreksfjörður. En el hotel Foss nos esperaba una suculenta cena, pero esto lo explicaré en el siguiente post. Continuará (pulsa aquí). Por favor, compartid este artículo, si os ha gustado. También hay esta página de Facebook a la que le podéis dar «Me gusta».

Mapa de los fiordos del oeste
Catarata Dynjandi Islandia, mapa fiordos oeste

Y sigue los artículos anteriores en este enlace.

Y si no te quieres perder nada, puedes suscribirte gratis a este blog escribiendo tu email en el margen de la derecha.

Os dejo con el vídeo de la charla que di en La Casa del Libro de Barcelona con motivo de la presentación de mi novela Necesitamos un cambio. El sueño de Islandia, Eds. Camelot que ya va por su segunda edición y se puede comprar también en Carrefour, Corte Ingles, Fnac, Amazon, etc.

Para finalizar, preguntas frecuentes sobre Islandia.

Catarata Dynjandi Islandia, otro artículo del escritor español en Islandia Jordi Pujolà.

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Related posts

Hofsos Islandia piscina
Islandia
Jordi Pujolá

Piscina Hofsós Islandia

Piscina Hofsós Islandia de Jordi Pujolá, escritor español en Reykjavík. Un viaje al norte de Islandia con todoterreno de Avis Islandia. La piscina Hofsós Islandia

Islandia
Jordi Pujolá

Selfoss Islandia

Selfoss Islandia es un artículo de Jordi Pujolá, escritor español en Reykjavik. Y sígueme en Instagram. En primer lugar, Selfoss es la capital del sur

Islandia
Jordi Pujolá

Islas sur Islandia

Islas sur Islandia de Jordi Pujolá. Varias visitas más a Heimaey, la isla principal de Vestmannaeyjar, me han llevado  a escribir un segundo artículo. Desde

There are 5 comments

Deja un comentario