Península Reykjanes

Península Reykjanes Islandia es un artículo del escritor español en Islandia Jordi Pujolá.

¿Te queda un día suelto y ya has visto Reykjavik?

¿Que ver en la Península Reykjanes Islandia?

La Península Reykjanes Islandia (829 km) te brinda una última oportunidad porque hay de todo. Además, está a solo 50 km de la capital. También puedes visitarla de regreso al aeropuerto de Keflavík. Y no te olvides de darte un bañito en el Blue Lagoon.

A continuación, te explicó las zonas más interesantes de Reykjanes.

Zona geotermal Gunnuhver

Hará 400 años vivía una bruja llamada Gudrún que aterrorizaba a los campesinos. Finalmente fue capturada  y arrojada a un pozo de agua termal de la zona.

Reykjanes Islandia Gunnuhver
Gunnuhver zona geotermal

En resumen, es un área geotérmica similar a Geysir, pero sin Geysir, o Landmannalaugar. Y forma parte del Parque Global Geotérmico protegido por la UNESCO.

Veréis que el espectáculo es impresionante. Fumarolas con olor sulfuroso, pozas de lodo burbujeante, colores ácidos (verde, amarillo, marrón…). No tengáis miedo. Recientemente han puesto un mirador. Es seguro. Parece que estés en medio de varias locomotoras de vapor. Os mojaréis un poco, eso sí. Les encanta a los niños.

El puente entre 2 continentes

Ya sabéis que Islandia está sobre la Dorsal Mesoátlantica. En la península Reykjanes (Sandvík) pusieron el Puente Leif el Afortunado (vikingo descubridor América 500 años antes Colón) que pasa sobre una falla de 20 m de largo y 6 m de profundidad.

Reykjanes Islandia puente continentes
Un puente sobre la falla tectónica

Cuando estás en el centro, te hallas entre las placas tectónicas Euroasiática y Norteaméricana. De hecho, Islandia crece 2 cm al año debido a su constante separación.

Los faros de Reykjanes

Para empezar, los 2 faros de Gardur (Gardskagavitiel), el nuevo y el viejo. En la parte más septentrional de la península Reykjanes.

Faro antiguo Reykajnes Islandia
El viejo faro de Reykjanes

Y el nuevo faro, más sólido y más alto, pero menos romántico.

Faro moderno en Islandia
El nuevo faro de Reykjanes

De paso, recomiendo pasear por la playa de arena negra, rodear el mirador y dejar descansar la vista en el horizonte.

Segundo, el faro Reykjanesviti ,al sur, sobre un promontorio. Y se pasa por aquí al ir a visitar  Karlinn.

Los volcanes de la Península Reykjanes

Debido a su situación sobre las placas tectónicas mencionadas, se producen muchos terremotos y la actividad magmática es muy elevada.

  • Las erupciones activas del Geldingadalur.
  • Keilir, un volcán subglacial que se ve desde la carretera como una pirámide negra.
  • Thorbjorn.

Península Reykjanes, Karlinn y Valahnúkur

Por último, Karlinn (el Hombre) es un peñasco en el mar en la zona meridional de la península Reykjanes. Mide 60 m y es casi tan sobrecogedor como Reynisfjara en la Playa Negra. Antes había otro peñasco llamado la Mujer, pero fue tragado por el oleaje.

Karlinn desprendimientos mar Reykjanes Islandia
La roca Karlinn en Reykjanes

Dicho sea de paso, en esta zona es muy probable que veas un espectacular arcoíris completo. Toda la zona de Valahnúkur, con su rompiente al mar es fantástica y merece ser recorrida con calma.

Barco cerca museo Islandia
El barco abandonado Hólmsteinn GK20

¿Cómo llegar a la Península Reykjanes Islandia? A continuación el mapa:

Península Reykjanes Islandia de Jordi Pujolá.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en email
Email

Related posts

Hofsos Islandia piscina
Islandia
Jordi Pujolá

Piscina Hofsós Islandia

Piscina Hofsós Islandia de Jordi Pujolá, escritor español en Reykjavík. Un viaje al norte de Islandia con todoterreno de Avis Islandia. La piscina Hofsós Islandia

Islandia
Jordi Pujolá

Selfoss Islandia

Selfoss Islandia es un artículo de Jordi Pujolá, escritor español en Reykjavik. Y sígueme en Instagram. En primer lugar, Selfoss es la capital del sur

Islandia
Jordi Pujolá

Islas sur Islandia

Islas sur Islandia de Jordi Pujolá. Varias visitas más a Heimaey, la isla principal de Vestmannaeyjar, me han llevado  a escribir un segundo artículo. Desde

There is 1 comment

Deja un comentario